SITIOS DE INTERÉS SABANETA DE BARINAS

Loading...

martes, 14 de septiembre de 2010

¿Que Es El Desarrollo Endogeno Escolar?


     
El desarrollo endógeno es un concepto amplio, que puede significar muchas cosas a la vez. Se ha utilizado como sinónimo de desarrollo local, complementario o alterno con respecto al modelo desarrollista vigente (por ejemplo, caso de los cluster o asociaciones autónomas de Europa y los Estados Unidos).  Creemos importante, pero limitada, esta visión.  Nosotros asumimos el desarrollo endógeno como un estadio de la sociedad total, que abarca e integra lo económico, lo social, lo ético, lo cultural, lo organizacional, lo político, y lo relativo a la seguridad y defensa (Esto aparece muy bien desarrollado en el libro Desarrollo Endógeno: Cooperación y Competencia, de María Josefina Mas Herrera). 
      Como concepción integral, e integradora, el desarrollo endógeno no es una estrategia más hacia una entelequia llamada “desarrollo”, sino la estrategia fundamental en la búsqueda de nuevos estadios sociales más justos, más equitativos, más democráticos.   Como concepción integral, el desarrollo endógeno debe estudiarse desde un enfoque multidimensional y pluridisciplinar. De otra manera, se corre el riesgo de simplificarlo y reducirlo a su mínima expresión. Desde lo multidimensional y pluridisciplinar, el desarrollo endógeno puede comprenderse como una macroacción. Ello implica una trama significativa que va integrándose desde miríadas de acciones específicas desarrolladas por todos los actores sociales, intentando transformar la vida desde todos los espacios y desde todas las dimensiones posibles.
Esta macroacción entre todos los actores sociales implica profundas alianzas y  articulaciones, en distintos niveles y estructuras: persona- grupo – colectivo – gobierno- estado -humanidad. Estas alianzas y articulaciones, en su desarrollo, van perfilando los procesos sociales globales. El ideal de sociedad, entonces, surge de las relaciones, no las precede. La discusión sobre el socialismo del siglo XXI ha de pasar por este tamiz.    
     El sujeto del desarrollo endógeno es complejo y diverso. Cada cual (persona, grupo, colectivo, ente gubernamental, sociedad, humanidad) constituye un centro generador y articulador, que se mueve acompasadamente (no sin tensiones, y hasta conflictos), desde una situación actual hasta situaciones  personal y colectivamente deseadas y deseables. No debe haber un centro único, privilegiado. Todos estamos incluidos.

     En Venezuela, existe actualmente apoyo político y jurídico para el desarrollo endógeno, más que en cualquier otro momento de nuestra historia. Esto se evidencia en a Constitución, los planes nacionales, la Ley de Ciencia y Tecnología, el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología, y las acciones del Ministerio de C y T; las nuevas estructuras y los nuevos procesos: Consejos Locales de Planificación Pública; Consejos Comunales; las Misiones… No obstante, aún queda mucho camino por andar. Muchas (no todas, por supuesto) de las prácticas políticas y organizacionales vigentes limitan en vez de facilitar este proceso, sea por desviaciones burocráticas, o por afianzar ciertos circuitos de poder personal y grupal. Se hace  necesario, pues, avanzar en la construcción de una trama social de relaciones (horizontales, simétricas)  entre organizaciones comunitarias, y entre estas y  la gerencia pública, y aún la gerencia privada; entre comunidades, organizaciones y sujetos políticos, para sustentar el proceso de desarrollo endógeno. Para ello hay que considerar todos los puntos de vista, y buscar su integración desde lo específico hasta  niveles más amplios de comprensión y de acción. Ello implica cambios profundos en los modos de pensar y de actuar en boga, por parte de todos.
     Lo antes planteado lleva a considerar la necesidad de una estrategia plural. Se requiere atender colectivamente los distintos niveles y dimensiones del desarrollo endógeno. Ello implica conquistar y afianzar múltiples espacios, plenos de éxito. Aquí deben estar imbricados necesariamente todos los actores atendiendo simultáneamente lo ético, lo económico, lo social, lo organizacional, lo cultural, lo político y lo atinente a la seguridad y defensa nacional.

     El proceso de desarrollo endógeno apunta a la creación permanente y colectiva de imágenes-objetivos, desde la articulación de los diversos actores sociales, en un movimiento acompasado, sincrónico, que integra, no excluye,  los diversos actores en una sinergia difícil, pero necesaria. El conocimiento, desde lo endógeno, tiene como punto de partida y de llegada la vida de las personas. Ha de servir al mejoramiento de la vida en todos los sentidos, independientemente de los caminos que recorra para su validación formal. Por ende, el conocimiento requiere de mecanismos auténticamente democráticos para su generación, validación, difusión y apropiación y reapropiación, desde y hacia todos los espacios sociales.Solo en esa medida sera posible una educación de calidad en y para la formacion del hombre y la mujer nueva.
     Desde esta perspectiva la Unidad Educativa Nacional Sabaneta orienta su planificacion hacia la consolidación de estructuras del conocimiento autoctonos partiendo de los conocimientos previos que tienen nuestros estudiantes adquiridos en su propio entorno. Conocimientos que se convierten el punto de partida para el diseño de programas de aprendizaje que satisfagan las expectativas de todos los actores involucrados en el hecho educativo, con una vision holistica e innovadora. Cada alumno tiene una vision individual de las cosas en ese sentido debe existir una integracion de saberes para alcazar los objetivos de aprendizaje propuesto en el diseño curricular Bolivariano empeñado en  la formacion en y para la vida, es decir, deben estar y permanecer unidas la trilogia escuela-comunida-familia como corresponsable de la formacion del nuevo repúblicano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada